El descanso del alma!!!

“…Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma…” Jeremías 6.16

¿Cansado?
Creo que todos podemos identificarnos con esta experiencia. La vida que Dios nos ha regalado es un privilegio. Casi todo el mundo estará de acuerdo con esta afirmación, pero a menudo nos vemos en un estado en el que sentimos que la carga se pone pesada. Nos sentimos agotados, vivimos en un estado para el cual no fuimos creados y lo sentimos.
Hay situaciones que llegan sin que podamos evitarlo. Pero muchas veces nos exponemos nosotros mismos a males que tienen que ver con lo desviado de nuestro andar.
La figura del texto que hoy nos ocupa es tomada de los viajeros que han equivocado el camino, los cuales se detienen, e inquieren cuál sea el camino por el que habían comenzado a transitar y del que se han extraviado.
Todos podemos imaginar la frustración que produce una confusión así. El hombre busca realización, confort, seguridad. En los salmos podemos encontrar expresiones como esta:
Y dije: “…¡Quién me diera alas como de paloma! Volaría y hallaría reposo…” (Sal 55.6)

Esto deseamos muchas veces. Volar, escapar. Esperamos que el cambio de determinadas situaciones nos traiga el descanso que tanto anhelamos. Cualquier solución nos puede parecer atractiva. El problema es que la causa de nuestra desesperación no está casi nunca fuera de nosotros sino dentro.
Buscamos escapar de las consecuencias de nuestro pecado, pero lo hacemos andando por caminos de pecado. Nuestra solución se convierte en la causa de que nuevamente volvamos al mismo punto.
Consideremos el llamado de Dios en Jeremías 6:16: Allí se describe una progresión de acciones que nos ayudan a descubrir el rumbo correcto. (Parar, Mirar, Preguntar, andar) para encontrar lo que tanto anhelamos: hallaréis descanso para vuestra alma
Los cuatro imperativos nos llevan a entender que la solución no está en nosotros. Lo que hacemos, lo que sabemos y lo que hemos andado, no son la respuesta para nuestro problema. Hay una senda trazada que nos puede llevar exactamente a donde necesitamos. Nuestro problema está cuando no nos detenemos a considerar nuestro rumbo.
Jesús nos hizo un llamado paralelo a este: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Mt 11.28.
Otra vez implica un cambio de rumbo. Un cambio en el que no necesitamos ninguna cosa más que la fe para acercarnos a aquel que puede hacer descansar nuestras almas. Cuando hay falta de respuesta, significa que no creemos realmente en el descanso que Dios nos trae al estar en su presencia.
Cuando el hombre se esfuerza por seguir su propio rumbo, solo está evidenciando que no entiende ni cree en el amor y cuidado de Dios.
Los que le hemos conocido debemos darle gracias todos los días por habernos dado esta capacidad. Pero también debemos ser responsables de andar en armonía con la revelación que hemos recibido.
Cuando la desesperación toque a nuestra puerta, miremos el llamado de nuestro Dios. El desea traernos el descanso, aunque sea en medio de las pruebas.
“…Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos…” Is 26.3–4.

MINISTERIO CRISTIANO EN CUBA
MI DEVOCIONAL DIARIO

 

Acerca de Jesús Alemán

Presidente de Jóvenes de la Segunda Iglesia Bautista de Cárdenas y Fundador de EvangelioCuba

One Reply to “El descanso del alma!!!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.