Dios, nuestro mayor deleite!!!

“…¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra. Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre. Ciertamente los que se alejan de ti perecerán; tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta. Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien. He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras…

                                                           Salmo 73:25-28

Amados hermanos, Asaf, el autor, era un levita director de la alabanza en el tabernáculo. Este atravesaba una situación bien difícil. El verso 2 ilustra muy bien las circunstancias“Casi se deslizaron mis pies”. Era tan grave que estuvo al borde de la deslealtad (v. 13)Envidiaba la posición económica y social del impío. Deseaba de una manera desmedida algo que el prójimo disfrutaba y que él no tenía. Algo que él consideraba necesario para estar feliz o satisfecho.

Note que envidiaba a los impíospersonas que con sus palabras y su forma de vida se burlan de Dios (vv. 8 y 9). El percibió que estos hombres que intentan ridiculizar a Dios y aparentemente gozan de la vida, prosperaban; mientras los temerosos de Dios son menospreciados y sufren toda clase de tribulaciones. ¿Qué clase de vida es esta? ¡Esta vida de sufrimientos y de poco deleite no vale la pena!  verdaderamente en vano he limpiado mi corazón y he lavado mis manos en inocencia” – pensó Asaf– (v 13)

 Su mente se tornó en un campo de batalla. No había paz en su corazón.  El Salmista consideró las cosas que poseían los incrédulos mucho más atractivas que Dios mismo. Qué peligroso es cuando en nuestra mente penetra un deseo mayor por lo temporal e incompletoque por aquello que es pleno y duradero, ya que eso conduce a considerar la verdadera fe como una pérdida de tiempo.

En Jeremías 2:13 Dios expresa que lo que más le dolió en su corazón fue ver que “…Israel lo había desechado a Él, fuente de agua viva y había cavado para  cisternas rotas que no retienen agua…” Sería una hipocresía servir a Dios pretendiendo en mi exterior que me deleito en Él, mientras mi corazón desea otras cosas.

Cuando Dios es experimentado como la mayor satisfacción de la vida, el servicio a Él no será una mera obligación, sino un gran privilegio y gozo. El deleitarnos en Dios, no garantiza que no tendremos problemas. Lo que si nos garantiza es que sobre todas las tribulaciones que se levanten en nuestra vida somos más que vencedores, ya que ninguna de ellas nos puede quitar la fuente de nuestro deleite: Dios.

Asaf no entendía que lo que el mundo ofrece es una vana ilusión que pasa rápido y no satisface.

¿Qué hizo entonces el salmista? Dos cosas: 1-Expresó arrepentimiento de corazón: Se llenó de amargura mi alma, y en mi corazón sentía punzadas2-Levantó sus ojos y le recordó a su alma quien es la fuente del verdadero placer: Dios“¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra. Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre” (vv. 25-26).

Como ha dicho C.S. Lewis: “…Si encuentro en mi un deseo que ninguna experiencia en este mundo logre satisfacer, lo más probable es que me hayan creado para vivir en otro mundo…”. Piénsalo, reconsidéralo. No seas conformista. Las cosas de este mundo te llevan a la perdición y tampoco satisfacen tu alma. No desperdicies más tu vida. En Cristo experimentarás un gozo pleno y eterno, el cual nadie te podrá quitar. Alimenta tu corazón con el fresco pasto espiritual, el cual es más dulce que la miel, eso es Jesús.

El deleite en Dios hará los placeres del pecado menos atractivos. Pero es precisamente por eso que debes siempre estar preparado: alimentar diariamente tu corazón con la palabra de Dios y orar sin cesar. Quiera Dios que hoy puedas decir como Agustín, quien después de haber buscado su felicidad en los placeres temporales dijo: “…Mi corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en Ti…”

MINISTERIO CRISTIANO EN CUBA

 

Acerca de Jesús Alemán

Presidente de Jóvenes de la "Segunda Iglesia Bautista de Cárdenas" y Fundador de "EvangelioCuba". Lo puedes seguir en "Twitter"

2 Replies to “Dios, nuestro mayor deleite!!!”

  1. Buenas ante todo y gloria dios por haber encontrado esta pagina, desconocía de ella, le escribo por la razón siguiente, muchas veces viajo a diferentes lugares y paso por las iglesias o casa de dios y me acerco para observar su estructura, la actividad que realizan en ellas los hijos de dios que las integran, y me agrada mucho por lo lindo que es, pero lo que me gusta cuando salgo es encontrar las películas que redactan la vida de dios de sus apóstoles, y todo lo que hicieron en aquellos tiempos, se me hace difícil encontrarlas, me encantan verlas al igual que a mi familia por la enseñanzas que muestran, por eso le escribo para mediante ustedes puedan facilitármelas, tengo algunas en la casa pero me gustaría tener lagunas más ya que ellas me tranquilizan he impiden pensamientos diabólicos en mi mente, tengo una niña muy bella de 6 años y le gusta mucho verlas, espero que me escriban y me ayuden o me recomienden donde puedo hallarlas, que dios los bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.